Santa Croce

El sestiere de Santa Croce está situado en la parte noroeste de Venecia. Cuando llegue a Venecia, lo más probable es que pase por este sestiere.

Santa Croce junto con el sestiere de San Polo compartían el nombre, Luprio. El nombre se debe a que Santa Croce y San Polo eran zonas pantanosas infestadas de animales peligrosos como los lobos. Tras varias reclamaciones, las marismas se convirtieron en espacio para huertos y viñedos. El actual sestiere toma su nombre de la iglesia de Santa Croce, que ya no es visible porque fue destruida por las tropas de Napoleón.  Este sestiere está dividido en dos partes. La parte oriental es la antigua y la occidental se desarrolló principalmente en el siglo XX.  Aquí conviven el pasado histórico de Venecia con sus callejuelas y lo moderno como Piazzale Roma, Ponte della Libertà y la isla artificial del Tronchetto. La Piazzale Roma y el Tronchetto son las únicas zonas en las que se permite la circulación de vehículos, así que téngalo en cuenta cuando visite Venecia.

Santa Croce es un sestiere de calles estrechas y callejones, pero también cuenta con palacios históricos en el Gran Canal. El centro de la vida social es el Campo San Giacomo dall'Orio, con su antigua iglesia gótico-bizantina y su campanario. Destaca el barroco veneciano de Ca Pesaro, que alberga la galería permanente de arte moderno. Otra parada en el sestriere es la iglesia de San Nicolás de Tolentino. Aunque es la zona menos visitada, aquí encontrará bellos lugares de interés como el Fondaco dei Turchi y el Ponte degli Scalzi que cruza el Gran Canal.

Cada rincón de Venecia tiene mucho que ofrecer, incluso si se desvía de los itinerarios tradicionales. Santa Croce tiene mucho que ofrecer con su característica y concurrida calle. Aquí, además de aprender más sobre Venecia, podrá experimentar el verdadero estilo de vida veneciano moderno.