Sardè in Saòr

Sardinas en Vinagre y Cebolla (Sardee in Saór)

Colaborador: Lucia Fanton


Introducción

Este alimento cuenta la historia de la vida marinera en el mar Adriático en la época de los barcos de vela. Todavía hoy se pueden encontrar pruebas de una preparación similar de las sardinas en Turquía.

Entre las prácticas de marinado utilizadas para conservar los alimentos en los largos viajes por mar, el Sardee in Saór es agradable y está listo para su uso. Esta preparación puede conservar las bondades de las sardinas durante aproximadamente un mes, si se mantiene fresca a temperatura ambiente, alcanzando el pico de sabor después de unos 15 días.

Este clásico plato veneciano puede hacerse con sardinas abiertas, sin espinas, o con sardinas cerradas, bien limpias de cabeza y vísceras. En ambos casos, hay que lavarlas bien para eliminar todas las escamas.

Ingredientes

Sardinas frescas
abundante cebolla blanca
aceite para freír
harina de trigo 00
sal
vinagre
Opcional: piñones y pasas de Corinto

Preparación

Enharinar las sardinas con la harina de trigo 00 añadiendo un poco de sal al polvo.

Freír las sardinas y secarlas con papel de cocina. Verter el aceite en una sartén grande y freír las cebollas cortadas en rodajas, añadiendo lentamente agua y un poco de vinagre de vez en cuando.

Cuando las cebollas se hayan ablandado, pero antes de que se desespere, añadir el resto del vinagre y, si es necesario, añadir los piñones y las pasas. Dejar que el exceso de líquido se evapore.

Con las cebollas, haga un lecho en el fondo de una fuente ancha y profunda y coloque las sardinas fritas una al lado de la otra. Proceda alternando capas de sardinas y cebollas. Cubrir la última capa con las cebollas.

Utilizar la salsa sobrante. Tapar el plato y dejar que se sazone completamente durante menos de dos días. El sabor se intensificará después de una semana y hasta un mes. Sirva el Sardee in Saór a temperatura ambiente, al menos dos días después, con una polenta caliente. También puede prepararse con deliciosas gambas, o sfogi (lenguado), o pasarini (solla), recordando utilizar sólo pescado pequeño.