La Colección Peggy Guggenheim

El Palazzo Venier dei Leoni, del siglo XVIII, estaba destinado a ser un palacio de cuatro plantas, pero el diseño original nunca se completó. El palacio debía ser un homenaje a Andrea Palladio y Baldassarre Loghena, los dos arquitectos que hicieron grande a Venecia. Por razones financieras, nunca se completó. De ahí su apodo, El Palacio Inconcluso. En 1949 el edificio fue comprado como vivienda por la millonaria estadounidense Peggy Guggenheim. Era una mujer vibrante y una coleccionista, comerciante y mecenas de las artes. Se hizo amiga y promovió la carrera de muchos artistas innovadores, uno de los cuales, Max Ernst, se convirtió más tarde en su segundo marido. En Venecia era una persona muy querida.

La colección Peggy Guggenheim consta de 200 pinturas y esculturas, con casi todos los movimientos del arte moderno. El comedor cuenta con notables obras de arte cubistas, entre ellas las de Pablo Picasso. Una sala entera está dedicada a Jackson Pollock, que fue descubierto y promovido por los Guggenheim. Otros artistas representados son Miró, de Chirico, Magritte, Kandinsky, Mondrian, Duchamp, Chagall, Dalí y Malevich. Las esculturas están dispuestas tanto en la casa como en el jardín. Una de las obras más elegantes es la Maiastra de Constantin Brancusi.

El Guggenheim es uno de los lugares más visitados de la ciudad y uno de los museos más famosos de Italia. Las luminosas habitaciones y los modernos lienzos contrastan con las pinturas renacentistas del palacio, tan populares entre los turistas. Durante su vida, Peggy Guggenheim celebraba jornadas de puertas abiertas varios días a la semana para que los amantes del arte pudieran admirar la colección. También organizaba eventos regulares que a menudo daban lugar a fiestas salvajes. Hoy en día, el museo es también un destino mensual para los estudiantes de las escuelas venecianas que se inician en el arte. El museo cuenta con un restaurante, una cafetería y una tienda de regalos.

Le recomendamos que compre sus entradas por Internet y que saque tiempo para disfrutar de los museos de Venecia